miércoles, 14 de octubre de 2015

Hacer sangre artificial casera de 3 maneras ( sangre comestible)

Hola, ya que se acerca Halloween me gustaría compartir tres maneras diferentes de crear sangre de manera casera por si no nos queremos gastar dinero o no tenemos donde poder comprarla.
Existen muchísimas maneras de hacer sangre artificial, de todas las que he visto la más realista es la que utilizan sirope de maíz, pero me ha sido imposible encontrarla en mi ciudad.

Estos métodos al no teñir la piel, recomendaría que rellenarais una botella para llevarla y poder replicar las veces que sea necesario.
Yo creo que la manera más interesante de crear sangre es la sangre comestible ya que te la puedes poner en la boca sin ningún problema y lo pueden utilizar personas de cualquier edad al no tener ningún ingrediente dañino para nosotros.





La primera manera sería mezcla glicerina ( se compra en farmacias y sirve para rehidratar la piel) y colorantes alimenticios que podemos encontrar en el supermercado.
Tenemos que tener cuidado con los colorantes alimenticios porque manchan mucho jajajajajaja.

Para lograr un color real tendremos que mezclar varios colores, solamente con el color rojo no obtendremos un color oscuro, así que podemos mezclarlo con colorante azul y si lo que queremos es dar un tono más rojizo y apagar un poco el color azulado podemos añadir colorante amarillo.

Los colorantes vienen en packs normalmente de tres colores, así que no vamos a tener problemas con los colores, también se podría añadir al rojo unas gotas de colorante verde.

La segunda y la más interesante, es la sangre comestible y es muy muy fácil de hacer, sólo necesitaremos miel y los colorantes alimenticios.
Haremos lo mismo que anteriormente, tenemos que ir mezclando los colores para obtener un color realista, y si queremos que la sangre sea más líquida añadiremos un poco de agua.

La última manera que uso y es cuando no tengo absolutamente nada con que hacerla es utilizar un colorete, sombra o lo que tengamos a mano en color rojizo. Raspamos un poco del colorete o sombra y añadimos unas gotas de aceite, es bastante socorrido para cuando necesitamos muy poca sangre para dar realismo a una herida en la cara por ejemplo, o simular que nos sale sangre por la nariz.
Es la manera más económica porque no tienes que comprar nada.
A continuación voy a insertar un vídeo para que lo veáis de manera gráfica.

Hasta pronto y feliz Halloween ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada